jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

el ejemplo

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 21 enero, 2013

Desde hace unos días oímos, vemos y leemos con insistencia sobre la “huelga de los basureros de Granada.” Oímos, vemos y leemos ad nauseam sobre las miles de toneladas de basura en las calles, los indignados comentarios de los granadinos afectados, el mal ejemplo que se da en el extranjero con “la ciudad turística por excelencia de España llena de basuras.” Oímos, vemos y leemos menos, mucho menos, a las basureros , así llamados, en huelga. Curiosamente sí que hemos conocido el nombre de la concesionaria del servicio de basuras de Granada; se llama Inagra.

El meollo de la cuestión es que el Excmo. Ayuntamiento de Granada, regido por el PP, ha “recortado”, por sí y ante sí, en 3,3 millones de euros anuales el precio de la concesión. Conocidas que son ya desde antiguo las condiciones que rigen el choque elástico, el ejemplar empresario que rige Inagra decidió que la tal rebaja estaba dedicada a sus queridos trabajadores basureros. Y así tras la rebaja previa del año pasado del 7,5% del salarios, llovía sobre mojado,por aquello de conservar el máximo bien actual como son los puestos de trabajo, se decide que este año más y les propone un modesto 5% de rebaja salarial, ocho días menos de vacaciones y una hora más cada semana. Es decir: más trabajo, menos salario, menos vacaciones. Un genio el señorito de Inagra.

Ante semejante insulto, a las trabajadores no les quedó más salida que la huelga, una huelga impopular por definición, pues a nadie le gusta tener basura amontonada a la puerta de sus casa. Otra cosas son las basuras del espíritu, pero esas no se ven, reconcomen pero no se huelen ni se ven. Así que ,en medio de la presión ciudadana, los trabajadores han estado negociando y tras un primer rechazo de 2,5% de rebaja salarial, ocho días menos de vacaciones y una hora más por semana -vid El País 2013/01/18:

Los empleados rechazan una rebaja salarial del 2,5% en 2013 con el compromiso de recuperar el 0,75% del IPC en 2014 y actualizar el IPC real en 2015, último año de vigencia del convenio. Además, tampoco aceptan perder ocho días de descanso anuales y una hora más de jornada laboral a la semana.

El País 2013/01/20 informa que tras una segunda, y urgente, votación, los “basureros” habían aceptado el acuerdo. El mismo que habían rechazado 24 horas antes. Entresaco algunos párrafos, en los que los subrayados son míos:

El director general de Inagra, Sebastián Fernández, considera que los beneficiados son “todos”: los trabajadores al adquirir estabilidad hasta 2015 y la ampliación de jornadas parciales; la ciudad, porque habrá más jornadas de trabajo, y, por supuesto, la empresa concesionaria que ha logrado ajustar el coste a la situación económica actual. Fernández agradeció el “esfuerzo” de la plantilla al aceptar un acuerdo que merma sus condiciones laborales.

Con la reducción de los ingresos de Inagra en 3,3 millones como consecuencia del plan de ajuste municipal, la compañía insistió desde el inicio en que la solución pasaba por una reducción salarial. Los sueldos de la plantilla, que aireó la dirección exhibiendo nóminas de los trabajadores, son, según ella, demasiado altos por lo que la reducción planteada (primero un 5% que se redujo a un 2,5%) era perfectamente “asumible”. Había otras medidas, pero en esa y en las actualizaciones del IPC ha estado el principal escollo. Después de una bajada de sueldo del 7,5% en 2010, una segunda reducción salarial era una “linea roja” que los trabajadores no estaban dispuestos a traspasar.

Durante estos 13 días ha habido avances y retrocesos que han desesperado a la ciudad. Y, sobre todo, han hecho mella en el sector turístico, que es la principal industria de Granada. El Ayuntamiento, por su parte, no ha querido mediar en el conflicto. Siempre ha mantenido que era un problema entre empresa y trabajadores, aunque finalmente amenazó primero con recurrir al Ejército y después a Tragsa.

Tras duras negociaciones, el principio de acuerdo alcanzado en la madrugada del viernes se tenía que firmar. En un primer momento, el comité no fue capaz de convencer a la mayoría de la asamblea. Sin embargo, la plantilla para entonces ya estaba dividida. 24 horas después, la misma oferta fue aceptada por la mayoría de los trabajadores. La escucharon con más calma, valoraron pros y contras, analizaron la situación, incluida la posibilidad de que finalmente limpiara las calles Tragsa, y decidieron ratificarla. El conflicto llegó a su fin.

Hasta aquí la ejemplar huelga de los basureros, así llamados, de Granada. Y digo ejemplar no porque la hayan ganado, que la han perdido, es ejemplar porque su planteamiento, nudo y desenlace indica por donde se quiere hacer caminar a los trabajadores en el futuro. Establecido que el bien máximo es el trabajo, se establece a continuación que para conseguirlo el trabajador debe renunciar a su actual salario, debe de dedicar más horas de trabajo para ese salario reducido que se le ofrece y debe de tener menos vacaciones . En definitiva: menos salario por más horas trabajadas y menos vacaciones. Caminamos en sentido inverso al que se caminó a lo largo de todo el siglo XX. Si a eso añadimos los recortes en sanidad, educación y atenciones sociales vemos la amargura por la que se hace caminar a la clase trabajadora, clase a la que algunos iluminados habían ascendido a “clase media.” Ahora, a esa clase, se le hace entrar a cualquier trapo con el mantra del mantenimiento del puesto de trabajo. Hasta el siguiente tornillazo. Todos quietos o vais a la calle. Y silencio. Y así nos va. Ayer aquel, hoy tú. Mañana, seguro, seré yo. Pero es muy importante “la imagen de la ciudad.” La justicia y la solidaridad, esas que se jodan.

La huelga de Granada nos indica el camino. Por eso es ejemplar.

P.S.: creo que es Saviano el que afirma con rotundidad que la industria de las basuras está, en Italia, en manos de las mafias. Nápoles, ciudad turística por excelencia, siempre está en portada por sus montañas de basura. Yo no he investigado nada de nada sobre Inagra, ni sobre su concesión, ni sobre el alcalde de Granada. Ni sobre …… Pero se me ha venido a la cabeza lo de Saviano. La manía de leer, ya saben.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: