jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

frikis y fofutes

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 20 junio, 2012

Veo estos días los partidos de fútbol en los que participa España y veo también alguno más, los que en principio pueden tener un interés por la supuesta calidad de alguno de los participantes. No opinaré aquí sobre el fútbol en sí, cualquiera que me lea sabe más que yo y estará más al día que yo sobre tan capital asunto.

Sí quiero opinar sobre los hinchas que acuden a los partidos. Estarán ustedes de acuerdo conmigo que hace falta ser hincha, forofo, no solo aficionado, para irse a Polonia para ver los partidos de tu selección. Eso conlleva gastos, incomodidades y el tener que estar siempre en masa con el resto de tus con-hinchas; en fin, un enorme fastidio, al menos para mí, el de estar rodeado de miles como tú. Pero eso es precisamente lo que a la gente le debe de gustar y creo que eso es precisamente lo que busca.

Vivo gran parte del año en un pequeño pueblo y una de las preguntas redundantes que me hacen mis amistades en general es: ¿Y allí qué haces? Me preguntan eso pues ellos son bondadosos y no se atreven a preguntarme directamente, alguno ya lo hace, si no me aburro como un pez estando tanto tiempo en el puñetero pueblo. Algunos otros que vienen a visitarme casi me exigen un plan de actividades para su estancia, ir aquí o allí, comer en acullá, lo que sea con tal de no estar “quietos”. Lo digo sin ánimo de crítica para nadie, lo digo con la frialdad de un entomólogo que describiría su insecto en particular.

Vuelvo al fútbol. Ya estamos en la masa, somos entos mil iguales y nos vamos a divertir todos juntos. Pero, ¡ay amigos! Hay hoy en cada partido, y también forma ya parte del juego, una cosa que se llama televisión, televisión que televisa hacia afuera del campo y que también televisa hacia adentro del campo, campo en el que hay colocadas una enormes pantallas, el gran hermano, en las que las gentes esperan verse en algún momento del partido, razón por la que se producen dos fenómenos nuevos que antes no se producían en un campo de fútbol:

1.- La gente se pasa mucho rato mirando no al fútbol en directo, sino a las pantallas y la prueba es que cuando les enfocan como accionados por un resorte saludan de inmediato con gran regocijo y algazara. ¡Ya se han visto y los ha visto medio mundo! Objetivo cumplido, han salido por la tele. Uno se pregunta si tantísima gente que mira a la pantalla en lugar de mirar el partido que tienen delante, son verdaderos aficionados o caen en otra categoría, para mi desconocida hasta hoy. Categoría del llamado, diríamos, forofo-futbo-televisivo, y propongo ahora un neologismo para describir tan simpar personaje: el fofute.

2.- Para intentar asegurar ese segundo de gloria, que la cámara les enfoque en algún segundo del partido, los fofutes de cada nación se disfrazan con los más inverosímiles trapos, dibujos, colores, disfraces y todo lo que lo que aquí se diga será poco. Es el reino de los estrafalario, de lo estrambótico, de lo friki, que ya friki lo recoge la 23 edición. Se puede afirmar ya que un partido de fútbol es un espectáculo para ser televisado al que acudirán miles de frikis y fofutes. El menos friki de todos es el que lleva la bandera de su país en la mejilla; cuenten, cuenten. Asociábamos, en España, este tipo de personajes a eventos como la Lotería de Navidad, eventos religioso (¿hay algo más friki que un nazareno con hachón?), etc. Manolo el del Bombo, uno de los primeros fofutes,  ha hecho escuela, desgraciadamente.

Para acabar diré que los organizadores del evento futbolístico contribuyen cada día al aumento exponencial de lo que aquí se dice. Mediten ustedes sobre la liturgia previa al partido, los uniformes, el túnel-sacristía, los niños de la mano, las banderas, la música, el engolamiento durante el himno que parezca que se hayan tragado sables, el protocolo ridículo que se produce en los saludos y sorteo, etc. etc. La retirada de los secundarios, niños, banderas, bandas de musica, saliendo teatral y ordenadamente por los ángulos muertos de los televisores…. ¿No les recuerda en algo a una misa bajo el baldaquino de Bernini? A mí sí. Y de hostia hace el balón.

Anuncios
Tagged with: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: