jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

grigory sokolov, rey del piano (edición 2012)

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 15 febrero, 2012

Ayer tuve, tuvimos, la suerte de ver y escuchar, una vez más, al gran pianista Grigory Sokolov, Sala Mozart, Zaragoza. Como se me acaban las loas y los adjetivos, voy a copiar aquí parte de lo que escribí en este mismo boloblog el 18-Mayo-2009. Lo que entonces se dijo es válido pero corregido y aumentado. De más en mejor, de plus en plus.

Ayer tuve la suerte, una vez más ¡loados sean los dioses de la música!, de ver y escuchar a Grigory Sokolov en la Sala Mozart de Zaragoza. Y una vez más salí pasmado y felicísimo del concierto. Y no era yo el único pasmado pues vi a varias decenas de asistentes levitando y yendo al autobús ingrávidos como ectoplasmas y con una sonrisa floja y babeante. Así de divinamente nos trató el bueno de Sokolov ayer.

Interpretó el maestro en la primera parte del concierto las sonatas 2 y 13 de Beethoven y al no bajar las manos del teclado en ningún momento hubo unos cincuenta minutos seguidos de excelente música y sin solución de continuidad pues no dio la oportunidad de aplaudirle entre la sonata dos y la trece. Era como si, con la timidez que le caracteriza, nos hubiera dicho: mirad, hijos, esto se hace así y así. Y así nos tuvo pasmados durante la primera parte en la que hasta los morcillazos sonaban divinamente. La precisión, la sonoridad, la limpieza son las marcas de la casa. ¿Cincuenta minutos de música excelente? Pues sí, oiga, aunque a todos nos parecieron tres minutos.

Viaja el maestro Sokolov con su piano y su afinador y en el intermedio vimos como el piano era puesto a punto y en perfecto estado para que el maestro ejecutara, ya en la segunda parte, la sonata 17 de Schubert. Otros cuarenta minutos de ensueño, de emoción, de belleza, de sensibilidad, de finura, de …….. De lo que ustedes quieran, pongan, pongan que no se quedarán cortos.

Y luego, ya con el público entregado y rendido ante tanta belleza, llega el generoso, largo y bellísimo momento de las propinas Sokolovnianas que fueron en su mayoría preludios de Chopín, como si el maestro quisiera dar una tercera parte de concierto pues duraron, aplausos fuera y de pura música, ¡dieciséis minutos! Así que eran las once y todavía andábamos por el auditorio. Aún estaría yo por allí si de mí hubiera dependido.

El programa de ayer, 14-feb-2012, fue con obras de Rameau, Mozart y Brahms. Las propinas variadas y generosas, también nos dieron las once allí, como hace tres años. Encaje de bolillos, filtiré, paño de Gante, lo que queráis. Lo mejor de lo mejor. Concierto inolvidable el de ayer. Aún sueño con el andante de la KV 310 de Mozart, aún levito.

Cuando se asiste a un concierto de esta categoría se entra de una manera y sale otro. Algo ha ocurrido en tu vida que te sublima, que te hace ser mejor. Eso pienso yo, asi lo veo.

¡Gracias Sokolov. Connmigo vas, mi corazón te lleva!

P.S.: Y ayer me entere que no viaja, Sokolov,  con un piano, que la criatura viaja con dos. Y que duda hasta el último instante en cual de los pianos ejecutará el concierto. Cosas de genios, oiga.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: