jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

regla de tres simple para menoreros

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 15 septiembre, 2010

Sigo estos días, mejor estos últimos años, las informaciones sobre el enorme problema que tiene la Iglesia Católica con su pasado de sacerdotes pedófilos y los enormes escándalos sociales, y económicos, que le viene costando a la tan  reputada institución la afición de sus curas a los menores, en Bélgica, EEUU, Alemania, Francia, Inglaterra …….

Y uno observa, con estupor, que la lacra de los menoreros no afecta, mejor casi no afecta, ni a España ni a Italia, países de acendrada religiosidad católica y en los que la educación de los niños ha estado exclusivamente, o casi exclusivamente, en manos católicas y en unos Estados dominados de la A a la Z por la Católica Iglesia Romana. Muy redondo para ser huevo, que diría mi amigo Romerales.

Así que establezco esta regla de tres simple para curas menoreros en España e Italia:

Si en Bélgica, EEUU, Alemania, etc., países democráticos desde hace decenas de años,  los curas implicados en casos de pedofilia son docenas y los menores afectados son centenares y los casos judiciales con condenas son decenas y las compensaciones económicas son miles de millones de euros, ¿cuántos casos de pedofilia y de curas menoreros no habrá ocultos en España durante la dictadura franquista, o en Italia con el papado de manta tapalotodo,  donde la Iglesia era la que todo lo podía? ¿A cuántos miles de millones de euros equivaldría tanta ocultación y mentira?

Uno que fue niño en los años cincuenta y primeros sesenta afirma modestamente, pero con rotundidad y convicción, que si aquí se tira de la manta, que no se tirará, el olor a mierda sería insoportable.

Contaré una anécdota. Recién llegado a un colegio para hacer cuarto de de bachiller, año 1960/1961, un compañero mío, un año mayor de edad y de pueblo, de las Cinco Villas,  y ya un tanto “esmaliciado”, me avisó con rotundidad:

“Cuida con ese cura, mocé, que mete la mano entre las piernas. Es maricón perdido.”

Ese fue mi primer aviso para navegantes y uno de mis primeros contactos con aquella realidad, realidad que se disimulaba y se camuflaba con docenas de visitas a padres espirituales, consejos, rezos, beaterías y siete mil actos absurdos.

Seremos buenos y no diremos nombres. Lo curioso del caso es que cuando hablamos de esto entre antiguos compañeros muchos dicen desconocer “absolutamente” aquella realidad nauseabunda. No así los compañeros internos, que se las sabían todas e iban  pegaditos a las paredes, ad cautelam. No hay peor sordo ni ciego que el que no quiere oír ni ver.

Lo de los curas “folla-madres” era otra especialidad, pero de eso hablaremos otro día. Con permiso de Angelito, claro, que mucho podría informar sobre ello.

P.S.: leo ahora, viernes 17, en El País de hoy, lo que sigue:

Los jesuitas alemanes indemnizarán a las víctimas de sus abusos

La orden se propone entregar cantidades “de cuatro cifras” a todos por igual

¿Cuándo en España? !Huuuuuuuuuuuuuuuuuuu! Como el lobo.

Anuncios

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Inde said, on 16 septiembre, 2010 at 9:08 am

    Que criminales. Qué cabronazos. Se sabían impunes.

    El escándalo social de hoy, de todos modos, más que el puro delito en sí, con ser gordo, es que la propia Iglesia no reaccione, ande con medias palabras, intente todavía rebozar. Eso es el colmo de un asco que ya lo es mucho.

  2. qwerty said, on 17 septiembre, 2010 at 1:43 pm

    Lo de menorero me gusta mucho: Menorero: suena bien, sí. Lo de folla-madres me gusta mucho menos, la verdad, suena espantoso; me recuerda lo de la Celda 211: Malamadre. Además esa categoría ya es entre adultos.
    Lo que es inadmisible, terrible, espantos, es lo de los niños. Y la Iglesia C. ha estado, y está, mirando para otro lado hasta que no ha quedado más remedio que aceptar la amarga realidad. Mientras tanto su fórmula magistral- Mater et Magister: hipocresía, silencio y disimulo.

  3. jabola said, on 17 septiembre, 2010 at 4:08 pm

    De acuerdo contigo, Inde. Lo grave es que intenten “rebozar”, eso es lo grave. El asunto es tan claro y evidente que da vergüenza ajena tener que seguir insistiendo en ello.

    Qwerty: Lo de menorero no es mío, ni mucho menos. es un neologismo, no viene en el Drae, que leí por primera vez, hace muchos años, a Paco Umbral. La palabra es perfecta. Lo de folla-madres describe a esos curas que por vía de confesionario, y/o de las notas de sus hijos, manoseaban y se tiraban a las mamás que iban por el “cole” a interesarse por su chico. Claro que era entre adultos pero siempre había el prevalecimiento de la autoridad del cura frente a la “pobre mamá”. Un ejemplo de ello lo puede poner el Angelobaldi. Que hable ahora o que calle para siempre. Amén.

  4. Gordonkly said, on 17 septiembre, 2010 at 10:05 pm

    Pero por diossss (y nunca mejor dicho)!!!
    Que hable Angelobaldi ya!!! Queremos saber!!!!
    Sobre todo los que somos cotillas y morbosos, claro…

  5. jabola said, on 17 septiembre, 2010 at 11:41 pm

    Quizás Angelobaldi haga como la Virgen María: que callaba y guardaba en su corazón. Es muy suyo y no convendría insistir …….

  6. gordonkly said, on 18 septiembre, 2010 at 8:54 am

    Amen

  7. Inde said, on 18 septiembre, 2010 at 11:12 am

    Esto no se le pué jasé a una muhé: “ay, tengo una historia cojonuda que contar, pero no la puedo contar; ay no, no la puedo contar, pero de verdad que era buenísima”.

    Señores, esto, repito, no se le pué hasé a una muhé. Caramba.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: