jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

mi elibro papyre 6.1

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 28 diciembre, 2009

He recibido un regalo singular estas navidades, premio a mi buen comportamiento y mejor aplicación, de elevado precio y de dudoso valor. Me explicaré. El regalo ha consistido en un E-book de última generación y que responde a la denominación Papyre 6.1 distribuido en España por Grammata. El invento, que vale, dizque, para ver fotos-jpg, música-mp3 y para leer libros, viene acompañado por una tarjeta SD de 2 Gb en la que se alojan cuatrocientos libros para que el comprador pueda ir abriendo boca y leyendo un rato. Uno, que es de natural agradecido, se siente anonadado por tan fastuoso invento, pero ……

Siempre hay un pero en la vida y a veces hasta un peral. Y en la entrada decía “….. de elevado precio y de dudoso valor.” Me explicaré.

El invento vale 300 euros que son muchos ya en valores absolutos y muchísimos en valores relativos puesto que lo obtenido por ese dineral es magro, pobre y decepcionante. Antes de empezar por el capítulo de las penas diré que el mayor mérito del elibro que en la mano tengo, y cuya foto podéis ver aquí a la izquierda, es que la lectura del texto es perfecta y la verdad es que han conseguido que parezca que estás leyendo sobre un papel, lo que no es poco. No es poco, pero es insuficiente. Añadiré que en el capítulo de ventajas está su liviano peso lo que para un lector de cama, servidor, no es poco y más a estas edades en la que andamos, edad a la que los tochos deben ser leídos en mesa pues ya su peso no da para aguantarlos en la cama. ¡Ay!, si es que estamos que no aguantamos nada ya, ni en la cama, oiga. Otra de sus ventajas, enorme ventaja, es que su software es linux y por lo tanto libre y que lee en multiformato: pdf, doc, txt, fb2, wol, HTML, jpg,  lo que le hace muy versátil y es multiplataforma, lo que a la larga saldrá ganando;  la apuesta de Sony por su propio y exclusivo formato está abocada al fracaso, pienso, y por muy perfecto que sea, hay antecedentes de ello, betamax, etc., etc. El manejo es muy sencillo y se aprende en un plisplás pues el invento tampoco da más de sí, es casi intuitivo: lo que es una enorme ventaja dado lo malos que somos algunos, los españoles entre otros,  para leer catálogos y guías de uso. Ultima ventaja el pequeño consumo del aparato: comencé a zarcear con él la misma noche del 24 y aún la pila está entera y cargada lo que no deja de sorprenderme.

Comienza ahora el capítulo de las desgracias. Con el e-book lo que han querido imitar es un libro y para eso ya tenemos los libros. Debería estar dotado el e-book, libro electrónico en castellano: la batalla está perdida y yo escribiré en adelante e-libro o sencillamente elibro, debería estar dotado de las funcionalidades propias de los teléfonos actuales y de los ordenadores y el elibro que os presento está a siglos luz de eso. Concretando: el libro es en blanco y negro y su poder de representación gráfica es paupérrimo de tal modo que uno de sus archivos jpeg de 1 Mb hace que el equipo se cuelgue, no hay pitera para abrirlo. ¡Uno de los propios archivos que trae el equipo para demo! Que por cierto, son la misma tristeza visual. La reproducción acústica, también funciona como reproductor musical, es corrientita, muy corrientita y el manejo de la reproducción es una de las cosas más toscas que imaginarse pueda: increíble su primitivismo, hay que verlo y padecerlo para creerlo. La pantalla no es táctil, está a siglos luz de eso, y sus dimensiones son aceptables si bien serían más aceptables si crecieran un poco, aunque el estándar actual es la del equipo que comento. Aumento de pantalla pero sin aumento de peso, ese es el futuro, en colores y táctil. Y conectado todo con Internet, por supuesto.

Hago punto y aparte para hablar del elibro en función de lo que su propio nombre indica: como lector de libros.  Ya se ha dicho que la visión en pantalla es buena, lo podéis intuir por la foto expuesta y eso que está hecha con el protector de pantalla, un simple plástico adherido, aún sin quitar. De los libros que trae la biblioteca Grammata diré que son todos, como no podía ser de otro modo, libros en los que los derechos de autor han prescrito y que son de libre edición. Y así encontrarás desde Alejandro Dumas con muchas de sus obras, Kafka, Cervantes, Las mil y una noche, y un largo etc.: vamos, como para estar leyendo tres años a lomo caliente y sin levantar la  cabeza del elibro dichoso, si bien diré que figura como libro ¡Las recetas del Thermomix!, lo que no está pero que nada mal y hay bastantes supuestos libros de ese tipo, manuales de ingeniería de ocho mil y pico páginas, etc., etc., etc. Pero, siempre el pero, que algunos lo critican todo: los libros bajo formato pdf son aceptables ya que sus saltos de línea están, en su mayoría bien hechos; en los formatos doc, txt y fb2, sobre todo en fb2, puedes encontrar perlas en saltos como: ig-lesia, ba-utizado, lo que es directamente inadmisble, intolerable, cabreante y fustrante y te apetece blasfemar, sin más. No es posible que después de tantos años de manejo de tratamientos de texto, dónde estás wordstar (hacia 1980), aparezcan en el año 2010 estas perlas cultivadas. Si ya eres más chinche, meticuloso o exigente puedes coger unos cabreos lindos con las tildes, las sangrías, o el tipo de letra pues con ellas, con las letras, solo puedes hacerlas más grandes o más chicas ya que viene con el equipo una única fuente la ibookn.ttf. Tiene un zoom pobre, dos aumentos, pero suficiente. Ya se dijo más arriba que el manejo se aprende rápido puesto que lo que se puede hacer es más bien pobre: hoja adelante, hoja atrás, diez adelante, diez atrás y se pueden marcar páginas para ir posteriormente a ellas si bien su número, las marcadas, es pobre con un máximo de cinco e incomprensiblemente no es posible hacer citas o subrayados de lo que se va leyendo, y menos buscar determinada palabra o párrafo; ni soñar, para los que lo conozcan, con el Don Quijote electrónico de la Academia . La maquinita de dios, mi elibro, tampoco sueña con conectarse a la Internet y sólo puede conectarse a un pc, mac-linux-windows, y por puerto usb 1.0 , toma ya retraso en las comunicaciones, y suministrarle así información a la SD, lo que tampoco hubiera sido preciso pues con sacar la SD y meterla en una ranura del ordenata hubiera sido suficiente.

Y dejo en punto y aparte el gran problema para el desarrollo futuro del elibro: la publicación de obras actuales en castellano. Si se asoma uno a la página de Grammata, la del elibro que comento, el asunto es desolador, pobre, desesperante. No hay ni una obra actual que echarse a la mano. Servidor de usted que es un ignaro total en casi todo, y más en inglés, tendrá que esperar años para ir a una librería, o una página web, y pedir que me den, por ejemplo, y a menor precio, claro, que el libro impreso, el último libro de Padura, El Hombre que amaba a los perros (que por cierto y al paso: lo recomiendo). Y que me lo den en el formato de mi Papyre 6.1: ¡anda ya, que no queda ni nada tiempo para eso!

Así que acabo por hoy. Podría decir más cosas pero me pongo borde y desagradable. Pienso seguir informando sobre este asunto.

A las alegres y amables manos femeninas que me han regalado el elibro, pues, ya se dijo,  he sido muy bueno: Gracias, muchas gracias, lo agradezco de todo corazón.

Pero al invento le faltan unos quince hervores, o más.

Bueno: todo es empezar. Aún recuerdo, por ejemplo, la primera cámara digital Sony que grababa en disco de 3.5” pulgadas y que hace doce años era el asombro de Triana. Aún la conservo y sus fotos siguen siendo cojonudas. O la primera grabadora externa para CDs que tuve, de la marca Iomega, que era grande y pesada como una maleta de Juanito Valderrama y que hacía vomitar todo tipo de bilis al ordenador más pintado que hubiera. Quizás las cosas de la cacharrería tengan que ser así, caras y malas al principio para que con el paso del tiempo y el pequeño capital obtenido de los pioneros de la ruta se vayan obteniendo mejores y más populares productos, y por tanto más baratos.

Oiga: ¿Y para que va emplear usted el cacharro Papyre 6.1 al que pone a caer de un burro? Pues mire usted joven que hasta aquí ha llegado, quizás  sea usted el único que ha tenido tanta paciencia: echaré el elibro a mi bolso y lo usaré en mis desplazamientos y viajes, urbanos o interurbanos,  lo que me evitará echarme pesos encima o en  la maleta. Buscaré por la red libros gratis y haré mis documentos en pdf,  que los editaré y conformaré para mi elibro, muy importante: conformar adecuadamente para que se lea bien, y junto con la biblioteca clásica que ya viene en Grammata pues me lo pasaré requetebién y si me apetece oiré música ya que tengo mucha en el formato adecuado para mi elibro. O sea que aunque perfectible, muy perfectible, usaré mi libro desde ahora mismo y mucho. Con el uso quizás surjan otros problemas como resistencia al impacto, al roce, cuelgues, asuntos ahora, todavía, por saber.

Es decir:  Continuaremos informando del juguetico. Prometido.

P.S.: Vista la longitud de lo escrito, llevo más de una hora machacando, quiero pedirle perdón al gran Gordonix que en el Macizo está. ¡Vive la France!. Amén.

Anuncios

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gordonix said, on 31 diciembre, 2009 at 1:31 am

    Regresado del Macizo estoy, aunque el nombre geográfico nada tenga de contagioso para con mi constitución física, que sigue igual o peor tras foies y champagnes.

    Dicho ésto, he de reconocer por una vez, y quizá acaso porque me pilles desvelado en esta preNochevieja, que he leído con atención y deleite tu (amplio) comentario agradecido y crítico respecto al elibro. Ningún pichafloja de ninguna revista del ramo informático habría podido hilvanar informe tan completo. Felicidades.

    Y lo dice uno que también arrastró grabadoras de cedés externas con velocidad máxima 4X que hacían ponerse al rojo los ventiladores de mi vieja cpu.
    Visto lo que cuentas, lo mejor que podemos hacer, pues, es esperar tiempos mejores para los elibros y envidiar, cómo no, esa profusión de manos femeninas y generosas que te rodean y que premian tu bondad.

    Como regalo (gratis) te envío link de pdf de uno de mis libros favoritos, para que lo incluyas en tu librería digital.
    http://www.librosgratisweb.com/html/pessoa-fernando/libro-del-desasosiego/index.htm

  2. Nemesis said, on 27 febrero, 2010 at 3:38 pm

    Hello, as you may already noticed I’m recent here.
    In first steps it’s really nice if someone supports you, so hope to meet friendly and helpful people here. Let me know if I can help you.
    Thanks and good luck everyone! 😉

  3. gran invento said, on 16 agosto, 2010 at 12:22 am

    para nada de acuerdo con los comentarios. todo en el papyre es personalizable. pero se ve que los torpes no saben hacer nada.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: