jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

puñeterísima navidad: ¡cuerpo a tierra!

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 15 diciembre, 2009

Ya sé que no es ninguna novedad lo que escribo. Ya sé que llevamos instalados en luces y ambientes navideños desde noviembre. Sí, lo sé. Pero no me negaréis que estos días arrecia el vendaval hasta los límites de la galerna, de la nausea, de lo ridículo. Nuestros correos se llenan de escritos, fotos, pepeses, pps, que nos felicitan la navidad en medio de espumillones, lucecitas, nevadas copiosísimas, paisajes supuestamente idílicos y navideños, músicas tiernas, angelotes, etc.: parezca que se abra una veda de lo más ridículo y hortera y que siempre es posible, altius-citius-fortius, llegar un poco más allá en la olimpiada de lo idiota. Aún recuerdo con estupor una  postal navideña que me llegó, hace años, de un centro de la defensa nacional, estupor causado por su fealdad: allí se concentraban todos los topicos, y en la que su mando me felicitaba: ¡como tenga tanta mano el mando para elegir armas como para elegir postales navideñas estamos jodidos, pero que muy jodidos!

Recuerdo el comentario que hice el año pasado por estas fechas y que se llamaba Pequeño Tamborilero Prustiano. Picad y leedlo, lo dicho allí sigue valiendo.

Dice la voz popular ante las inevitables desdichas de la vida: ¡paciencia y barajar! Y añado yo: ¡Y cuerpo a tierra!, que estos cabrones de la navidad tiran a dar.

Anuncios
Tagged with:

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. subava said, on 15 diciembre, 2009 at 10:02 pm

    Hacia Belén va una burra
    rin,rin

    Yo me la remendaba,
    yo me la remendé,
    yo me eché un remiendo,
    yo me lo quité.

    cargada de chocolate,
    lleva su chocolatera
    rin,rin

    Yo me la remendaba,
    yo me la remendé,
    yo me eché un remiendo,
    yo me lo quité.

    su molinillo y su anafre,
    María, María,
    ven acá corriendo,
    que el chocolatillo
    se lo están comiendo.

    En el Portal de Belén
    rin, rin

    Yo me la remendaba,
    yo me la remendé,
    yo me eché un remiendo,
    yo me lo quité.

    han entrado los ratones,
    y al bueno de San José
    rin,rin

    Yo me la remendaba,
    yo me la remendé,
    yo me eché un remiendo,
    yo me lo quité.

    le han roído los calzones,
    María,María,
    ven acá corriendo,
    que los calzoncillos,
    los están royendo.

    Sr Jabola ,la Navidad que cada hijo/a de vecino la celebre como Dios le dé a entender .
    Disfrute de un buen ponche de orejones con vino tinto calentito que para estos frios va fetén y venga,no enfade Ud. Le dedico este precioso villancico .

    ¡Feliz Navidad ! o lo que Ud quiera .

  2. jabola said, on 16 diciembre, 2009 at 9:38 am

    ¡Pero qué buena es usted, doña Subava! Me dedica un villancico y estas cosas me emocionan. Tiene usted razón: que cada uno disfrute estos días como los dioses le den a entender. Sí: pero que los dioses comerciales tengan piedad de los mortales y que los mortales no seamos tan idiotas de creernos nada de los dioses comerciales.

    Yo me la remendaba……………………….., Sí, me la remendaba. ¡Qué sabiduría la de las canciones populares! Su molinillo y su anafre: qué bonito.

    Por cierto si alguien sabe do se puede comprar un anafre por los alrededores, que no sea en Marruecos claro, que lo diga. Me vendría de perlas para mis pinchos morunos, que me salen muy buenos, por cierto. La invito cuando usted quiera mi doña Subava.

  3. Aquiunamigo said, on 17 diciembre, 2009 at 12:11 am

    En su ignorancia, uno no sabía lo que era un anafre. Pero al primer googleazo me ha salido un interesante explicación etimológica. En una página chilena, por cierto. Aquí la copio.

    ANAFRE o ANAFE

    Anafre es un horno portátil (no portable), generalmente de metal, el cual funciona, por lo común, con brasas de carbón, por lo cual también suele llamársele “brasero”, ahora también los hay con quemador de gas, e incluso eléctricos. La palabra proviene del árabe “nafih” = “que se le sopla” (versión a carbón, para que prenda) y se desarrolló como al-nafih>annafi>annafir>anafre. El DRAE dice que proviene del árabe hispánico “annafih”.

    Dicho queda.

    Suscribo la apreciación navideña de Jabola. El único resquicio que servidor encuentra en esta molicie con lamparitas es, al menos, la inocencia de esos niños que, aunque republicanos, sueñan con los Reyes de Oriente y las infinitas posibilidades de su magia. Lástima que muchos padres se empeñen en transformar esa inocencia en gilipollez consumista.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: