jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

jorge gay, hijo predilecto de zaragoza y sus hermosas palabras

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 13 octubre, 2009

El pasado día diez, sábado 10.10.09, se hizo entrega de los títulos de Hijos Predilectos de Zaragoza a varias personas que fueron en su día seleccionadas para ello y dizque por unanimidad. El acto, me dicen, fue sencillo y aleccionador, también entretenido y jovial, y en él se pronunciaron algunas palabras entre las que quiero destacar las pronunciadas por el Pintor Jorge Gay y en las que se transluce su personalidad de hombre bueno, en el sentido bueno y total de la palabra “bueno”, y su tolerante actitud de hombre progresista y sabio. Estas que siguen fueron sus sabias palabras, español lee y divulga:

Excmo. Sr. Alcalde, autoridades, señoras y señores, amigos todos, buenas tardes. Y enhorabuena a mis compañeros galardonados.

Quiero ante todo expresar mi más sincero y profundo agradecimiento a todos cuantos han pensado que pudiera ser yo merecedor de esta distinción. Es para mí un gran honor y motivo de alegría recibirla.

También agradezco a Carlos Pérez Anadón sus palabras que, haciendo un recorrido por mi biografía, ha agrandado los méritos y ocultado los defectos. Gracias también muy sinceramente por recordar a Nieves, sin la que poco soy y a la que en verdad adorna un hermoso olor a trigo.

También gracias a los que ya se fueron y a los que un día como hoy los hace eternamente presentes. Gracias a mis hermanos Pilar, Carmen y Luis, Ramiro, Agustín y Concha y gracias a tantos amigos, cercanos o lejanos, cuya sonrisa me afirmó su lealtad y cuya presencia ha sido y es siempre mi ánimo.

Y finalmente gracias a Zaragoza, mi ciudad, la que me hizo pintor. De la que me alejé para saber amarla.

Una vez se dijo, y es cierto, que la distancia es el alma de la bondad. Cuando me fui de Zaragoza, aunque entonces no lo supiera, fue para ir a buscarla. Uno se va para encontrarse, para en la distancia empezar a definir quién eres, a dibujar la luz que descubrieron y amaron tus primeros ojos y saber distinguirla de falsas luminarias.

Me hice pintor para preservar esa primera luz y ser memoria de ella. El pintor es sólo un vehículo de esa primera memoria, para reconocerla, para hacerla viva y siempre nueva. Para ordenarla y hacerla crecer.

Soy pintor de Zaragoza, de la Zaragoza creativa, solidaria, la del viento que limpia y que renueva. Soy pintor de la ciudad que une, que suma y aglutina, la que no desfallece, la que tiene el arrojo de vestirse de futuro sabiendo quién era en el pasado. Soy pintor de la Zaragoza generosa, la justa, la que procura justicia, la que educa en la igualdad, la libertad, la razón y la bondad. La que mantiene encendida siempre la lámpara de la sabiduría y de la inteligencia.

Hay otras Zaragozas pero ésta es la que amo. La de la luz inmensa y cegadora, la que se enorgullece de sí para ofrecerse, la sabia, la que supo sumar las tres culturas, la que no se aletarga ni adormece y a la que cae la noche sólo para ser cobijo de amantes y no refugio artero de la imbecilidad, la intolerancia y la incultura. Esa es la Zaragoza que amo y a la que reclamo una vez más sagacidad, audacia, inteligencia y perseverancia.

De esa Zaragoza soy y de ella me siento simple y orgullosamente hijo.

Muchas gracias.

Omito el poner una foto del acto, puesto que en la que tengo, la que publicó el Heraldo, sólo se ven puñeteras autoridades con su banda roja y poco a los homenajeados. Y como las autoridades me joden, como al fraile los superiores, fueran las que fueren, pues que no, que no la pongo.

Hecho el exabrupto ácrata, quiero mandar desde aquí mi abrazo al bueno de Jorge Gay y decirle que yo también me reclamo de esa Zaragoza luminosa y sabia, tolerante y acogedora, solidaria y generosa,  que tantas veces paseamos juntos. También quiero darle mi enhorabuena y decirle que pronto nos veremos y que me tendrá que aguantar. ¡Y tiembla: durante todo el invierno!

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. ángel lahoz said, on 13 octubre, 2009 at 10:55 pm

    “Siempre amar y amor seguir”, dice la glosa medieval. Con esa guía, ahuyento cualquier
    atisbo de crítica o insinuación negativa. Sucede, no obstante, que no conozco, ni me reconozco, en esa ciudad ni en sus atributos. No sé dónde está el “exabrupto ácrata” y lamento que sean esas mismas “puñeteras autoridades” las que designan a los homenajeados. El asunto viene de muy lejos, pero Bertrand Russell y Georges Steiner han analizado muy bien el efecto nocivo e irreversible de los elogios emitidos por los imbéciles, sobre todo cuando se toman en cosideración.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: