jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

amores eternos

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 8 julio, 2009

Los que siguen este blog, alguno sé que hay, saben de mi vieja afición por las esquelas y ya algunas han sido publicadas aquí hace meses y pienso seguir publicando algunas de mi archivo o las que vayan apareciendo y que me llamen la atención o me conmuevan , que de todo hay. Hoy toca que yo publique aquí dos esquelas que han aparecido en El País anteayer y esquela_EP_20090706hoy. Las dos son esquelas de recordatorio de un ser amado y de renovada declaración de amor: la muerte aún no rompió el amor, antes bien lo reafirmó. La de anteayer es el tamaño mínimo de esquela del periódico pero es grande por su contenido de amor, de recuerdo y de homenaje, se apoya en un verso del conocido poema de M.H. Vedla.

esquela_EP_20090708La de hoy es de mucho mayor tamaño y el poema, que yo no conozco, se lo dedica el propio poeta, así creo, a su amada en el segundo aniversario de su muerte. (¿Salvador Arias el doblador?: si alguien sabe algo que lo cante.)

Este tipo de esquelas de aniversario, que no quieren cumplir la función social de las esquelas habituales, expresan una pasión, declaran un amor y suelen apoyarse en versos o en poemas puesto que sólo la poesía es capaz de condensar en un verso, en unos pocas palabras, toda la emoción y el amor que se quieren expresar. Las esquelas que cada año le dedica a Elena Lupiañez su esposo se salen de la norma y en ellas el amor se expresa contando un trocito mínimo de la evolución y el crecimiento de los hijos Boris y Yuri.

En la vida hay gentes que deben expresar su amor de un modo público y notorio y eso también traspasa la muerte. Este tipo de esquelas, o una novela dedicada a la amada, son la expresión de esa necesidad imperiosa de hacer saber urbi et orbi que el amor sigue vivo, que la herida sigue sangrando y que la lacería está abierta para siempre jamás. En ese sentido es curioso cómo en el poema que Salvador Arias, esquela segunda de hoy, le dedica a Charo comienza con un conmovedor “Sé que el tiempo al pasar todo lo cura …”, a eso se llama ponerse la tirita antes que la herida, aunque ya al final Salvador le dice “ me verás con mi amor, nunca marchito,/sentado junto a ti, eternamente.”

Otra expresión de amor exultante y exaltado es el amor de tapia o pared. Se dice que por las paredes sólo escriben los tontos o los gamberros, cosa que es absolutamente incierta. Desde Altamira hacia aquí la pared ha sido un punto de expresión y de descripción. Y así existen enamorados que sienten un amor tan grande, amor volcánico, que necesitan expresar lo que a su amor le dice pero de una manera pública, notoria y ostentosa. Recuerdo una serie de pintadas que hubo en Parque-Roma de Zaragoza que le dedicaba el enamorado a su enamorada o pretendida de nombre Tara. Por toda la urbanización, esto fue hacia los años 1975/1980, se encontraban letreros tales como: “Tara mi bien”, “Tara mi vida”, “Tara: por ti vivo”, etc., etc., de diferentes colores, tamaños y tipos de letras, y no bien andabas unos metros cuando ya se leía el siguiente mensaje para Tara. Me imagino, nunca lo supe, que la tal Tara, que estaría encantada o aterrorizada vaya usted a saber, viviría por la Urbanización. El cartel mayor dedicado a Tara estaba escrito en el interior de la tapia de la zona dedicada a servicios, iglesia y otros, y frente a los bloques I, tapia en la que escribió con pintura negra y con letras de tamaño de 2 m de altura, y a proporción la anchura: TARA TE QUIERO. Inolvidable declaración de amor que no sé si estará aún o tan siquiera si se conserva la tapia. Sé que ni iglesia ni servicios se hicieron y que el letrero del amor a Tara estuvo muchos años visible y fue una pena no haberle hecho una foto; tanto amor merecía la pena y el esfuerzo.

Sí le hice foto a un letrero de amor, si bien ya más carnal, que en los años 75/80 del pasado siglo hubo en la Urbanización Zizur, de Zizur Mayor, Navarra. Era la época de la transición, en Navarra, y País Vasco, se llevaba a cabo un proceso de euskaldunización acelerada y asilvestrada de las masas y así, en este contexto, un enamorado ardiente le escribió a la amada en la zona blanca de un disco de dirección prohibida, y con rotulador negro, su declaración de amor y de deseo ya bien asilvestradamente euskaldunizado. Escribió: “Karlota te boy a komer la potxeta.” Lamentablemente hice la foto con una máquina Polaroid de revelado instantáneo y el paso de los años, y el mal archivo, han borrado totalmente el letrero y todo lo que en la foto hubiera. Sic transit gloria mundi.

Pasados los años uno se pregunta qué será de Tara, de la mano anónima y enamorada, y qué será de la potxeta de Karlota y si fue o non comida al fin. Misterios insondables y eternos. Como el amor.

P.s.: las páginas con esquela, y su comentario ad-hoc claro, las tenéis en los enlaces:

La de thom.-

La de Elena Lupiañez.-

La de Oso Viejo.-

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Javier said, on 26 noviembre, 2014 at 12:49 am

    Efectivamente se trata de la actriz Charo Díaz, gran dobladora y también pareja del mítico director y maestro de doblaje Salvador Arias, el cual cultivaba otra faceta menos conocida, la lírica. Tuve el honor de ser alumno de ellos en la escuela de doblaje. Hoy día ya fallecidos los dos, que en paz descansen y que su amor siga por toda la eternidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: