jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

pisto o fritada de calabacín

Posted in RECETAS DE COCINA by jabola on 6 julio, 2009

Ya se dice en el título: por el calabacín hacia dios. Pues eso. A vueltas con los calabacines sigo. Y para comer ayer hice de primero un pisto con calabacín y de segundo calabacín relleno de pescado cuya receta puse aquí unos días atrás. Comí bien, muy bien. Sigue la receta del pisto con calabacín, receta que vale para cualquier pisto, lleve o non lleve calabacín.

Pisto o fritada con calabacín

Para cuatro personas:

Un calabacín mediano o dos pequeños .

800/1000 gr. de tomates maduros.

Una cebolla mediana/grande.

Un pimiento verde mediano/grande.

Bonito escabechado 200/300 gr.

Sal.

Aceite. Aclaración para algunas preguntas que me han hecho sobre el aceite y sobre todo para los no españoles: aunque nunca lo digo me refiero siempre a aceite de oliva, que para fritos, como este caso, es suficiente un refinado de orujo suave (por extracción) y para aceite de terminaciones de platos, ensaladas, etc., uso el de oliva virgen prensado en frío. Si en otros países es muy caro o difícil de buscar yo iría al cambio, sin más, por el de girasol de alto contenido en oleico.

Proceso de elaboración: los pistos, como las fritadas, como las menestras, siempre los hago con cada componente por separado pues los diferentes componentes de los platos llevan cada uno su cocción y su punto y sólo al final de la elaboración se conjuntan sabores y aromas juntando todos los componentes en una misma cazuela. Procedo del siguiente modo:

Cebolla: la corto en gajos finos, por los meridianos, y la pongo en una sartén con aceite a freír a fuego  lento.

Tomate: Conforme va friendo la cebolla pelo y despepito los tomates y cortados en trozos pequeños, no desmenuzándolo, lo añado a la sartén donde las cebollas ya estaban a punto de comenzar a dorarse. Salar por defecto en ese instante esta parte del pisto y llevar la fritura hasta casi el final, hasta que el tomate esté casi hecho. Echadlos a la cazuela común, aunque esta cazuela con tomate es la que uso yo como la común.

Pimiento: cortado en trozos no muy pequeños, tampoco grandes, freír los pimientos a fuego lento, con sartén tapada, cuidando de no requemarlos, que amargan un montón, salar por defecto. Cuando estén casi hechos echadlos en la cazuela común, escurriendo y sin arrastrar el aceite sobrante.

Calabacín: cortado en rodajas finas se fríe en otra sartén hasta que estén casi hechos, salar por defecto y se añaden a la cazuela común, escurriendo y sin arrastrar el aceite sobrante.

En la cazuela común dar vueltas mientras se llega al hervor y se ajusta de sal, muy poca necesitará ya pues hemos salado por defecto todos los componentes por separado; en tres/cinco minutos de hervor ya está el plato listo.

Yo añado un poco de bonito en escabeche, que hago cada año y del que ya daré la receta en su día, que le da excelente sabor al plato. Una vueltas y a servir. ¡Buen provecho!

Se puede añadir patata frita si se desea, huevo para revolver, etc. A vuestro gusto. Excelente, nutritivo, barato lleno de aromas y sabores. Muy sencillo de hacer, es otra O con un canuto de la cocina.

Finis coronat opus!

P.S.: el distingo entre pisto o fritada es, creo, meramente académico y no entraré a esa patata. Precisamente en si lleva o no lleva patata está el intríngulis del asunto, pero se le llame fritada o pisto los componentes fijos son cebolla, tomate, pimiento verde y se hacen por fritura sea en cazuela, sea en sartén. Después se le pueden poner o no: calabacín, calabaza, berenjena, ajo, patata,etc. Las fritadas en el Alto Aragón y Somontano llevan longaniza aragonesa, se escalfa o no huevo, se revuelve o no huevo, en otros sitio butifarra, etcétera. Pisto o fritada: dos personas distintas del mismo guiso verdadero; y sus variantes. Teología cocineril, ¡hay que joderse! Hay tantas recetas de pistos como madres en España: “mi madre lo hacía así”. Esa es la receta buena, la que hacía tu madre. Sigue así. El problema está, sigo con la teología-filosofía cocineril, en que hay bastantes mujeres que son excelentes madres y espantosas cocineras; ése es el problema. Claro que como a todo hay quién gane, hay otro puñado de  mujeres que son tan fatales madres como espantosas cocineras: si ése es tu caso, vas de huevo compañero; y que dios se apiade de ti porque, o aprendes a cocinar, o estás muy jodido y también te viene muy bien aquí, si es el caso insisto,  el socrático “Paciencia y barajar”.

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Rodrigo said, on 9 julio, 2009 at 3:55 pm

    Sr. Jabola..
    Muchas gracias por esta receta, se parece a la frittata de los italianos.
    Tengo unas matitas de higos en mi huertita, y ya estan dando higos, que me recomienda de receta para hacer con los frutos?
    Agradecido por su atencion, y nuevamente felicidades por su ameno blog; mis amigos y yo lo leemos casi a diartio, por cierto.. si vivo en tijuana, mexico; mis amigos viven en el norte del mar de cortez y desde alla le mandan saludar, tenga ud un excelente dia.
    Rodrigo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: