jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

la siesta, la penumbra, el alféizar encendido, Cádiz a la guitarra

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 3 julio, 2009

Hoy, como cada día, después de comer me he ido a dormir la siesta. Mi habitación está orientada al oeste y tiene un balcón con persianas exteriores tipo puerta de madera maciza, antiguas, que siempre cierro casi en su totalidad durante el día y en las que  dejo sólo una pequeña raja abierta para que la habitación no quede a oscuras; el muro sobre el que está el balcón es un muro de los que hacían antes, cuando eran tan ignorantes y no sabían construir bien, y de un espesor de 80 centímetros al aproximado. Ahí está colocada la puerta de acceso al balcón que tiene cuartillo inferior ciego y cristales en la parte superior; sobre los cristales hay puestos unos visillos y cierran los cristales unas contraventanas que dejo entreabiertas para que la habitación no quede a oscuras, según lo dicho más arriba.

Siempre escucho, mejor entre-sueño-escucho, durante la siesta el programa que haya en ese momento en Radio Clásica y que hoy era el de Fernando Palacios “Música sobre la Marcha” y que tiene un horario de 15 a 16 h de cada día y de lunes a viernes.

He sido prolijo sobre la geometría del balcón, la luz, la radio para que se comprenda o intuya lo que a continuación describo.

Imaginad la siesta, el lento verano, el calor exterior, el fresco del interior, la penumbra, la música de fondo, el sopor de la siesta. Bien, nada nuevo bajo el sol, siestas así hay millones. Pero…..

Pero en un momento de la siesta, en ese momento entre la vigilia y el sueño, en ese umbral del estado crepuscular, me he despertado y al abrir los ojos y he visto la habitación en penumbra, el contra alféizar abocinado del balcón encendido de luz por un reflejo de la contraventana y cortina, la penumbra del resto de la habitación y en la radio sonaba entonces Cádiz, de Albéniz-Tárrega interpretado a la guitarra por no recuerdo quién. Ha sido un instante pleno, mágico, bello, intenso y del que he sido plenamente consciente, del que he sentido su completa belleza. Por momentos así vivimos la vida, de momentos así llenamos la vida.

Enseguida me he dormido y cuando nuevamente me he despertado ya la luz era más intensa, la penumbra era una clara claridad y sonaba otra música. Eran las cuatro y media, una vida después.

Escribo esto recién levantado y contento, para que no se me olvide el instante mágico, instante que os brindo y regalo. De rien.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Rodrigo said, on 9 julio, 2009 at 4:05 pm

    Sr. Jabola..
    Es ud. un bendecido de dios, dormir siesta es algo que no podemos hacer muchos por aca, el sistema de trabajo que tenemos no nos lo permite. Tengo un amigo que si la durme todos los dias y dio por llamarle a la siesta : LA HORA SAGRADA, bendito el y ud que la disfrutan.
    Este amigo de quien le hablo, cuando no quiere responder a las llamadas telefonicas dice… no te conteste por que estaba EN LA HORA SAGRADA, o bien por que ESTABA EN EL TALAMO NUPCIAL, segun sea la hora de la llamada; nuevamente bendito sea mi amigo, que puede hacer esas dos cosas…. jajajajaj
    Gracias y buen dia…. rodrigo

  2. Inde said, on 19 mayo, 2010 at 11:28 pm

    El día que escribiste esto yo estaba por “Cáih”, querido Jabola. Míralo, mira, compruébalo:
    http://zaragozame.com/inde/2009/07/15/cadiz-un-descubrimiento/

    Y me dormía unas siestaaaaas…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: