jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

¡¡¡ mamá, mamá, que ha entrado un señor gordo !!!

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 28 abril, 2009

Este pasado domingo lo pasé en un pueblecito de Navarra al que suelo ir con regularidad a pasar fines de semana y días de verano. Un bello pueblo, cuidado y de gentes amables y sencillas con las que la convivencia es grata y reconfortante. Sin conocer a todo el pueblo la relación con cualquiera de sus habitantes es cordial y nunca faltan los saludos, los buenos días, buenas tardes, adiós, ¿qué tal? y las otras formas de convivencia que facilitan la vida y la hacen más agradable y llevadera y eso contrasta con la falta de respuesta que se tiene en cualquier establecimiento de la ciudad en los que  difícilmente nadie te contesta al saludo (cuando esto me sucede, y es muy frecuente, suelo añadir y más alto: ¡repetimos, buenos días!  Y entonces se obtienen varios avergonzados “ ….nos días”);  nada digamos del vecino o conocido que se hace el longuis para no saludar, los muu, mugidos, de ascensor, etc. No quiere ello decir  que yo abone la alabanza de la aldea y el menosprecio de la corte, que no,  puesto que en el pueblo sobrepasada  esa primera etapa  de saludos de cortesía la relación profunda es tan complicada, o más, que la que se dé en la ciudad.

Dicho lo  anterior iré al grano. Decía que el domingo en un pueblecito de Navarra salí sobre las doce de casa a cumplir las pesadas obligaciones de cualquier domingo: comprar pan y periódicos, lo que hago siempre en el fastuoso establecimiento de Yolanda que  así se llama una de las tiendas del pueblo en la que hay de todo y cuando digo de todo es que es  de todo: los periódicos de tirada nacional y  por supuesto los regionales, alimentación, limpieza, bollería, unas verduras y frutas que enamoran, bebidas y todo ello de excelente calidad y servido con eficacia, rapidez y una amable sonrisa. No se puede pedir más en tan pequeño espacio, ni mejor atención.

Llegado al establecimiento, que estaba a rebutir, saludé, como de costumbre, con unos sonoros ¡buenos días! que fue contestado por toda la tienda, todos vecinos del pueblo,  menos por una pareja a la que no conocía y que estaba acompañada por un guapo niño de tres o cuatro años, en términos taurinos se definiría al niño como: cabezón_braquicéfalo y pelo_caqui, que extrañado por la falta de respuesta de su madre a mi claro saludo la interpeló tirando de sus ropas y diciendo en voz alta y clara:

–   ¡¡¡ Mamá, mamá, que ha entrado un señor gordo !!!

Evidente descojono general, risas y rectificación apresurada de la mamá no saludadora.

–     Hijo, ese señor está fuerte, se dice fuerte y no gordo.

Más descojono general pues el intento descacharrante de la madre por arreglar el supuesto estropicio del pelo_caqui  hizo la situación más cómica aún. Hube de tomar la palabra desde mis 92 kgr y mi humilde  índice de masa corporal de 29, al aproximado, y echar mi cuarto a espadas en la charada:

–     Di que sí hijo, está bien lo de gordo que es lo que estoy. Los niños, esos locos pequeñitos, los locos y los borrachos dicen las verdades.

El niño no se cortaba ante las muchas gentes que había en la tienda y les iba relatando a sus padres lo que veía o lo que se le ocurría y todo ello con la voz alta y clara con que me describió, de lo que deduje que de mayor será un excelente locutor y espero que nunca lo quieran meter a diplomático, pues fracasará. Cuando llegó el turno a la pareja en cuestión vi que eran gentes urbanitas por los detalles de ropa y por la manera de pedir y de comprar: compraban al alimón, ora él, ora ella: una manzana, una pera, una borraja pequeña, etc., de tal manera que ambos no habían perdido aún la individualidad que se disuelve al formar una familia. A nuestro héroe braquicéfalo le compraron al por mayor y le adjudicaron dos petazetas. Una vez acabada la compra  se montaron en uno de esos coches negros que parecen vagones, grande y ostentoso y que  empiezan a no estar de moda, loados sean serafines y querubines. ¡¡¡ Buen viaje, guapo niño descriptor mío, que los dioses de los cielos te sean propicios en la vida!!!

.

Anuncios
Tagged with: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: