jabola y su cuaderno, el blog del bolo o el boloblog sideral

Pequeño Tamborilero prustiano

Posted in JABOLANCIAS by jabola on 6 diciembre, 2008

El lunes de esta semana, uno de diciembre, buscaba en un gran almacén, -confieso: ¡sí, he pecado, yo también consumo y me consumo!-, un atizador para hogar-cheminera, instrumento peligroso e ideal para matar ancianitas según sabemos por mil películas y novelas. Deambulé un rato por la nave-almacén sin encontrar lo que buscaba y viendo lo preparado que está todo para la , así llamada, navidad; la sección de juguetes reventona de tanto cachivache, con esa cajas tan enormes para tan parco contenido, cajas de cartón que tienen poco juguete y mucho aire. Eso era algo que me derrotaba en mi niñez y que me irrita ahora en mi madurez cuando cualquier producto informático, cualquier mierdecilla, viene envuelto en una enorme caja, desproporcionada al tamaño del producto, pero proporcionada al sablazo del precio de la caca informática en cuestión. Ayer como hoy nos siguen engañando como a niños.

Deambulaba, decía, por el almacén semivacío en la primera hora de la mañana cuando oí, mejor escuché, una música que conozco desde hace muchos años y que todos conoceréis. Era la composición de El Tamborilero, fino villancico popular checo, tocada por una orquesta cualquiera en plan música de hilo musical, música de ascensor, de avión, en fin esa música impersonal, limada, “de fondo”, una mierda de música para entendernos. Y ahí se produjo el momento prustiano, proustiano para la finesse, ahí se hizo la conexión, el ¡xax!

Y es que esa música me lleva siempre, pero siempre y sin excepción, a la noche negra del franquismo, a algo que me repugna y que a pesar de los años transcurridos no consigo superar ni creo que ya lo pueda superar. Podría evocarme como a casi todo el mundo a la navidad, sin más y con un pensamiento o comentario de ¡putísima navidad! te quitas la pegadiza música de encima y ya está; a un amigo mío El Tamborilero le lleva a bellos recuerdos de infancia, su madre poniendo el belén, la excitación de la vacaciones, etc. ¡Qué cosas! Claro, eso ya lo decía el latinajo escolástico aquel de: “Quidquid, recipitur ad ……….”

Pues no, mira por donde que a mi no me sucede eso, lo mío es peor y mas cruel. Esa puñetera música me lleva por derecho y sin solución de continuidad a lo que en los años sesenta, hacia 1.965 y alrededores, se llamaba LA GALA DE NAVIDAD que presentada, cantada y dirigida por RAPHAEL, el cantante de la voz de humo se decía, era presidida por LA COLLARES, aquel trueno. La tal gala se hacía, creo, en el teatro Calderón de Madrid y en ella el histriónico Raphael, el de la voz de humo, cantaba siempre, y ese tormento duró años, la canción dicha más arriba El Tamborilero entre el delirio de los cien mil hideputas que acudían a la tal gala y la sonrisa de vieja hiena de la Franca, aquella sonrisa hierática que congelaba la mejor intención.

La verdad es que la gala no tenía desperdicio. Comenzaba invariablemente con la salida al proscenio del tal Raphael, el de la voz de humo, que dirigiéndose al palco de la vieja hiena, decía aquel ¡SEÑORAAAAAAA …..! que retumbará para siempre jamás en los oídos de millones de españoles; el dicho de ¡Señoraaaaaaaaaaaa! se hacía con esa voz engolada, impostada y falsa que ponen los pelotas en la adulación a la vez que el ínclito Raphael, el de la voz de humo, hacía una reverencia-genuflexión propia de un cortesano del renacimiento. Aquellos cortinones de terciopelo color rojo-sangre, aquel palco, aquel escenario, aquel delirio de los cien mil pelotas, aquel saludo genuflexo y servil, la sonrisa heladora y ridícula de la vieja mujer del Patas Cortas, todo aquel feismo formarán para siempre jamás un recuerdo que asocio a la canción ya dicha. Pobre canción que culpa tendrá, podréis pensar. Sí, lo que queráis, pero yo no lo puedo remediar ni lo controlo: El Tamborilero para mí es igual a artista ridículo y pelota, cortinones rojos y genuflexiones, al pozo inacabable de aquella negra dictadura y a aquella sonrisa heladora de una hiena vieja. Así que cada vez que oigo la tal melodía me da una alferecía.

El elenco de artistas era, podéis imaginar, de lo más granado y el nivel artístico a proporción de la presidencia. Raphael, el de la voz de humo, siempre alega que en aquella época todos estaban obligados a bla, bla, bla. Mentira: hubo gentes y artistas que jamás participaron en esa santa mierda y que prefirieron irse de España antes que tragar esos sapos, antes que rebajarse de tal modo. Se dicen Paco Ibañez, se dicen Juan Manuel Serrat, se dicen Raimón, etc. No fueron muchos, la verdad, pero sí los suficientes para demostrar que no todos tuvieron que tragar como dice ahora el afamado Raphael, el de la voz de humo, el que por cierto en los años 90 le pedía a José María Aznar, en Valencia creo, ¡que hiciera algo por revindicar la figura del general Franco y que lo pusiera en su sitio! Joder con el Raphael, el de la voz de humo, qué fino nos ha salido.

Bueno. Comprenderéis que aunque me juren por lo más sagrado que el tal Rapahel, el complemento de la voz de humo se lo llevó en la caja su Excremencia al Valle pues ya no lo usa, es el mejor arista del mundo, que es un genio, etc., pues que no, que no paso por ahí. La verdad es que no lo veo nunca pero cada vez que lo oigo me recuerda a….. Además, es ridículo, ñoño, histriónico y tiene, qué coño lo diré, un vibrato excesivo. Lo que mejor tiene Raphael es su abuela, porque no tiene desperdicio dándose incienso y auto-bombo la criatura en cualquier entrevista que le hagan, su sentido del ridículo es nulo.

Bueno, dejo aquí un enlace de una parodia que en su día le hizo Millan Salcedo, ex Martes y Trece, al pelota del ¡¡¡Señoraaaaaaaaaaa!!!. No es muy buena la parodia pero en ella se aprecia muy bien la genuflexión reverencial del “artista”, los cortinones y el careto que tenía la hiena.




Si queréis ver origen, letra, música, historia, etc., de El Tamborilero id a la página:

http://www.navidadlatina.com/musica/villancicos/tamborilero/default.asp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: